El especismo como sistema de opresión y dominación.

Actualizado: 4 mar 2021

Para muchxs activistxs y académicxs, la ideología especista implica prácticas tan condenables como las que las feministas y lxs antirracistas denuncian diariamente. El patriarcado domina a las mujeres diariamente, y el racismo sistémico oprime a las comunidades no blancas de múltiples maneras. Análogamente, el especismo oprime y domina a millones de animales no humanos. Aunque los grupos oprimidos y dominados sean distintos, las injusticias, estructuralmente, son las mismas.


La opresión y dominación como injusticias.


La opresión y la dominación son conceptos muy presentes en el debate político desde las décadas de los sesenta y setenta. A través de diversos movimientos políticos, se ha denunciado que las relaciones sociales, los sistemas legales, el Estado y diversos sistemas ideológicos oprimen y dominan a gran parte de la población. Para estos movimientos está claro que estas prácticas son injustas y por lo tanto, deben ser modificadas.


Pero ¿qué entendemos por opresión y dominación? Estos movimientos sociales denunciaban diversos hechos, varios de los cuales siguen sin superarse:

· El hecho de que se asumiera que las mujeres debían dedicarse únicamente a ‘labores del hogar’ y no pudieran participar activamente en la vida pública.

· El hecho de que las instituciones públicas segregaran a las minorías raciales y les impidieran participar de la vida política.

· El hecho de que fueran ilegales las muestras de afecto no heterosexuales y que se estigmatizara a quienes eran identificadxs como no heterosexuales.

· El hecho de que las personas con capacidades físicas o mentales diferentes a las de la mayoría fueran consideradas inferiores y discriminadas en el contexto laboral.





La filósofa Iris Marion Young encuentra que todas estas situaciones tienen dos factores comunes. Todos estos movimientos denuncian que las siguientes dos condiciones no están satisfechas:


1) Condición de no opresión: poder desarrollar y ejercitar nuestras capacidades y expresar nuestras experiencias.


2) Condición de no dominación: poder participar en la determinación de nuestras acciones y las condiciones de estas.


Si la primera condición no se cumple, entonces un grupo social está siendo oprimido. Mientras que, si la segunda condición no se cumple, entonces está siendo dominado. Mediante estas dos condiciones podemos explicar por qué diversos grupos sociales han sido oprimidos y dominados. Esta conceptualización nos permite, por una parte, expresar de manera más clara cuáles son las demandas de varios movimientos sociales. Además, nos permite expresar que, en un sentido esquemático, sus demandas son la mismas: la erradicación de la opresión y la dominación.


Más aún, Young argumenta que estas son condiciones básicas de la justicia social: no puede haber justicia social si un grupo es oprimido o dominado. Esto debido a que en una sociedad justa toda persona debe ser capaz de desarrollar sus capacidades libremente, expresar sus experiencias de manera responsable, y tener el poder de determinar sus acciones y las condiciones de las mismas.


La opresión, la dominación y el especismo.


Es evidente que, bajo una ideología especista, lxs animales no humanos son oprimidxs y dominadxs. Claramente no pueden desarrollar sus capacidades ni expresarse pues son asesinadxs, confinadxs, mutiladxs o reprimidxs. Y por las mismas razones no pueden participar en la determinación de sus acciones.


Esto nos muestra que conceptualizar al especismo como una ideología que oprime y domina ofrece varias ventajas al movimiento antiespecista.


1) Enfatiza que el especismo oprime y domina, así como también lo hacen el racismo o el sexismo. De esta manera, el movimiento antiespecista es muy cercano a otros movimiento sociales como el antiracista o el feminista.


2) Enfatiza que el especismo es un problema de justicia social, pues la opresión y la dominación son injusticias sociales.


Esta conceptualización ofrece otras dos ventajas.


3) Recordemos la conceptualización que ya he ofrecido sobre qué es una ideología de dominación. En ella enfaticé en el punto (4) que es importante investigar cómo los grupos sociales que se benefician de las creencias ideológicas ejercen el poder social que estás les otorgan. Ahora podemos estudiar esto de una manera más precisa: el poder social otorgado por una ideología permite a ciertos grupos sociales oprimir y dominar a otros, es decir, realizar injusticias sociales.


4) Young argumenta que existen al menos cinco caras de la opresión:

· Explotación.

· Marginación.

· Impotencia.

· Imperialismo cultural.

· Violencia.

Y a esta podemos sumar una sexta:

· Discriminación.


Siguiendo este esquema podemos analizar de manera aún más precisa cómo la ideología especista permite el ejercicio del poder sobre lxs animales no humanos y el tipo de injusticias a las que son sometidxs. Es decir, esta teorización nos ofrece herramientas para realizar un activismo más efectivo pues nos permite entender mejor cómo opera el especismo. A su vez, nos ofrece herramientas para una argumentación más sólida respecto a las injusticias sociales que el especismo promueve.


En conclusión: entender al especismo como un sistema que implica opresión y dominación, concebir a estas últimas como injusticias sociales y estudiar las seis caras de la opresión nos ofrece buenas herramientas para el movimiento antiespecista.




Referencias: Young, Iris Marion, Justice and the politics of difference, Princeton University Press, 1990.

55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo